Crazovey se llama Natalia. Tiene 23 años y se declara enamorada, 

enamorada de la vida.

 

Es una perfeccionista imperfecta, llena de ilusiones por pulir y de buenos recuerdos que almacena en su hucha. Es en lo único que es rica, y por eso es inmensamente feliz y positiva.

 

Es filóloga, y no porque tenga un título que así lo certifique, sino porque en verdad ama las letras y su poder de expresión.

 

Pero no es lo único que ama: gusta de la fotografía, de la que no ha estudiado nada pero admite tener cierto talento en eso de encontrar buenos ángulos.

 

También le gustan los tigres, el naranja, la historia de Roma, la psicología y siente una gran preocupación por el sistema educativo, preocupación e interés que le han llevado a formarse como docente.

 

Crazovey se llama Natalia, y entre relatos, fotografías y poemas, os contará su historia.

 

 

 

 

Ah, y quiere publicar un libro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

@Crazovey